GALEGO CASTELLANO

El escritor lucense Manuel Romay López presentó en la Delegación de la Xunta su novela "El centurión proscrito", publicada por Éride Ediciones

Con el Imperio Romano de fondo histórico, la narración parte de las minas de Sil de Montefurado
Madrid, 20 de junio de 2019.

El escritor lucense Manuel Romay López (San Martín de Ombreiro, 1941) presentó hoy en la Delegación de la Xunta de Galicia en Madrid/Casa de Galicia su novela "El centurión proscrito", en la que da vida a un centurión romano que hace oriundo de su localidad natal (Ponte Umbrarium, en época romana) cuyas aventuras recorren el Imperio Romano del siglo III d.C., del que hace amplia descripción, partiendo de las minas de Sil en Montefurado (Quiroga, Lugo), a las que llega prisionero. Ha sido publicada por Éride Ediciones y es la primera novela que escribió Romay López, si bien ha sido la segunda en ser publicada , tras "María Balteira, a soldadeira mais fermosa da Corte do Rei Sabio".

Intervinieron en la presentación, además del autor, la doctora en Ciencias de la Información, periodista y escritora Pilar Falcón, el editor, Ángel Jiménez, y el delegado de la Xunta y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega López.

Ónega presentó a los intervinientes y adelantó de la obra de Romay López que "se trata de una novela de aventuras ambientada en la Roma de Imperio de Caracalla en el siglo III d.C. en la que el personaje principal es el excenturión y curial del Imperio Romano en Lucus Augusti, la actual Lugo, Marco Victorius". "La narración de sus vicisitudes le permitirá al lector adentrarse en la explotación aurífera de las minas de Sil en Montefurado, en Galicia, además de realizar un viaje inolvidable a través del Imperio", añadió. Recordó asimismo que es la segunda vez que Romay López presenta alguna de sus obras en la Casa de Galicia en Madrid, pues ya lo hizo con su anterior novela hace un lustro por estas mismas fechas.

Jiménez explicó que desde Éride Ediciones "hemos apostado por esta gran obra, un relato de corte histórico que siempre es tan bien recibido por los lectores. Y más aún, si se hace con un lenguaje atractivo y una búsqueda exhaustiva por acercarse a la realidad del Imperio Romano en todo el recorrido que hace su protagonista". Destacó además "que es una historia que desde las primeras páginas te atrapa, te acerca al protagonista y a la vida de la época". "Manuel Romay es la primera vez que publica con nosotros y esperamos que no sea la última, ya que está siendo un verdadero placer trabajar con él", añadió.

¨Chispeando todavía las llamas del Arde Lucus, Manuel Romay llega a Madrid como oficial aireando el estandarte del Águila romana, más que águila, fénix de larga vida que se regenera con la escritura", expresó Falcón, aludiendo a la fiesta que anualmente recuerda en la ciudad sus orígenes romanos y los comienzos literarios de Romay, que se produjeron ya jubilado. Una jubilación en la que Falcón cree que Romay ha encontrado "el privilegio de la nube, esa donde almacenamos para asegurar lo que recopilamos".

Valoró la periodista que "Romay es nube que llueve en palabras con ´El centurión proscrito´ pasado por Galicia, por Lugo, por su imaginación de caballero y el constante deseo de aventuras para mantenerse joven", que "dice el conocimiento y lo transforma, como corresponde a la madurez. Genera saber a través de lo aportado por Roma, a través de sus propias capacidades y de su experiencia y mira con ojos curiosos la Historia convirtiendo ´El centurión proscrito´ en libro de viajes con epopeya de héroe y hechos trascendentales, y siempre perfilando y coloreando el escenario del explorador".

Mantuvo asimismo que el autor "ha demostrado ser capaz y estar maduro para escribir y gustar", "sabe lo que interesa y ha hecho criba del contenido por el contenido". "Con él se demuestra que la juventud no siempre es divino tesoro y la libertad y la experiencia contribuyen a un trabajo serio y a respetar", añadió.

Por su parte, el autor precisó que la trama de esta novela transcurre "en el siglo III bajo el Imperio de Caracalla, cuando un centurión es enviado como esclavo a las minas de Sil en Gallaecia, de donde se fuga, iniciando una vida de aventuras en las que se ve inmerso para escapar de la justicia del emperador".

"En esta huída hacia adelante encontrará el lector pasajes épicos, historia, aventuras y amoríos narrados con la gracia y picaresca de los aedos griegos y bailarinas circasianas. Será también una trama costumbrista, pues se recogerán las de los distintos imperios que se ve obligado a recorrer el protagonista, desde el Finisterrae romano pasando por la India hasta las ciudades legendarias de Samarcanda y otras que con el nombre de Alejandría fundó Alejandro Magno en la Ruta de la Seda, donde el centurión derrochará ingenio y estrategia para burlar a sus perseguidores en una constante pugna entre la fuerza bruta y la inteligencia", narró, resaltando que en su trabajo ha habido "un extremado respeto por el momento histórico en el que transcurre la trama de la novela".

Manuel Romay López es un escritor tardío, pues comienza su actividad literaria al llegar a la jubilación. Se inicia con una genealogía de su familia en la aldea que le vio nacer, continúa con "Historia, costumbres y leyendas de una aldea de Lugo, San Martiño de Ombreiro", le sigue la novela "María Balteira, a soldadeira mais fermosa da Corte do Rei Sabio" y, ahora, "El centurión proscrito". Además, anuncia que está escribiendo otra novela, también de fondo histórico, que prevé vea la luz el próximo año.

Departamento: Prensa

Compártelo:

Facebook Twitter

Imágenes