GALEGO CASTELLANO

La Casa acogió esta tarde la presentación del libro "Reino Swevo (suevo) en Gallaecia", de Santiago Lorenzo Sueiro

Los suevos reinaron entre los años 409 y 586, y los historiadores pasan de puntillas por esta monarquía a pesar de ser la primera cristiana de Europa y del Mundo
Madrid, 13 de junio de 2016.-

La Delegación de la Xunta en Madrid/Casa de Galicia acogió esta tarde la presentación del libro "REINO SWEVO (SUEVO) EN GALLAECIA. Sus mitos, leyendas e historias" del escritor y comunicador de Compostela, afincado en Barcelona, Santiago Lorenzo Sueiro. Los suevos reinaron en los siglos V y VI de nuestra era, entre los años 409 y 586. Es una etapa sobre la que los historiadores pasan de puntillas y que el autor destaca especialmente "por ser esta monarquía la primera cristiana de Europa y del Mundo". El Presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría presidió el acto, que presentó el delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa de Galicia, José Ramón Ónega López, y en el que intervinieron, además del autor, el jurista y escritor Enrique Santín Díaz, y el presidente de la Asociación de Empresarios Gallegos en Madrid (AEGAMA), Julio Lage González.

Para Ónega, este libro "es importante y viene a cubrir una parte poco conocida de nuestra historia", lo que hizo que evocara su experiencia personal con su libro "Los judíos en Galicia" que vino a llenar un hueco que existía hasta ese momento y sentó las bases para seguir investigando. "Son trabajos que requieren muchas horas de búsqueda, indagación, estudio y documentación", dijo.

Para Julio Lage González, presidente de AEGAMA y presentador del autor, "Santiago Lorenzo Sueiro, además de haber cursado Magisterio y Exactas (Matemáticas), su amplia trayectoria profesional ligada al mundo empresarial, lo convierten en ejemplo de persona hecha a sí misma, algo muy propio de nuestra tierra, y que ahora, que ya dispone de tiempo, puede por fin escribir e investigar sobre lo que le gusta, como lo prueba este libro".

Para  Enrique Santín Díaz esta publicación, "en sus más de 350 páginas, representa un esfuerzo meritorio del autor que trata de penetrar en el pasado con el fin de relatar las intrigas, envidias, maleficencias, ritos, leyendas  y buenas obras de los 25 reyes suevos que gobernaron Galicia, durante casi dos siglos. Desde Ermenerico I (el fundador) hasta Malarico (el mártir), así como las múltiples religiones por las que pasaron estos reinados, idolatría, cristianismo, priscilianismo, arrianismo, heliolatría y otras". Otro dato curioso es que "fueron monarcas suevos los primeros reyes germánicos en acuñar moneda en su nombre y que, desde principios del siglo VIII, Santiago, Faro de occidente, se convirtió, con el descubrimiento del sepulcro del Apóstol, en el principal baluarte del cristianismo contra el Islam". Como resumen señaló que "La Gallaecia sueva se levantó sobre las ruinas de la dominación romana y la formaron los tres conventos: lucensis, bracarensis y asturicensis que comprendían Galicia, parte de Portugal, parte de León y parte de Asturias. Portugal, por su parte, se formaría como reino independiente del reino de Galicia, en 1139".

Por su parte el autor, Santiago Lorenzo Sueiro, señaló que "para nosotros la dominación sueva es la línea divisoria que separa los dos grandes períodos de la historia de esta parte de la Gallaecia (Galicia). Hasta la dominación sueva todo es progreso material, semejante al desarrollo físico de la persona. Después de la dominación sueva, se inicia una etapa de dignidad personal, más humanitaria y más social; todo es progreso, altamente luminoso, semejante al desarrollo intelectual de la criatura ya formada, que tiende a identificarse con sus semejantes". Y añadió que "sin la irrupción de los suevos, la España legislativa no hubiera nacido en Galicia". Y que "sin la irrupción de los suevos, la España ejecutiva tampoco hubiera nacido". Debemos, pues, a la significación sueva "la justicia y la dignidad, es decir, todo lo que puede haber más grande para un pueblo, mirado por el prisma de la civilización moderna".

Cerró el acto el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay señalando que "es un placer compartir esta mesa porque la Casa de Galicia siempre cuenta con personas de máximo nivel" e hizo un repaso por algunas de las presentes, como por ejemplo José Ramón Ónega, Enrique Santín, Carlos de Blas y Julio Lage.

Departamento: Prensa

Compártelo:

Facebook Twitter

Imágenes