GALEGO CASTELLANO

"En el corazón de la lluvia", última novela de Milagros Frías, presentada hoy en la Delegación de la Xunta en Madrid por la periodista y escritora Marta Robles

La obra, ganadora de la última edición del Premio Logroño de Narrativa, se desarrolla en Limia de Lemos, una localidad imaginaria de la costa gallega
Madrid, 17 de abril de 2018

Una soleada tarde madrileña en contraste con el ambiente en el que se desarrolla la novela, arropó hoy la presentación de "En el corazón de la lluvia", la última creación de la escritora y periodista Milagros Frías, acto que corrió a cargo de la también periodista y escritora, Marta Robles. La obra, ganadora de la última edición del Premio Logroño de Narrativa y editada por Algaida, se desarrolla en Limia de Lemos, un lugar imaginario de la costa gallega a donde llega la protagonista en busca de la felicidad que no encontró en las urbes en las que vivió hasta ese momento. En Limia sucede "la arrebatadora historia con insospechados giros, personajes inolvidables y situaciones tan familiares como sorprendentes".

En el acto intervinieron el delegado de la Xunta en Madrid y director de la Casa, José Ramón Ónega; el director editorial de Algaida, Miguel Ángel Matellanes; la periodista y escritora Marta Robles y la autora Milagros Frías.

""El perro ladró y le tranquilicé. Luego nada se oyó excepto el rumor de la lluvia que escuchaba en segundo plano con esa concentración autista de los que viven ensimismados en sí mismos. Ajenos al mundo que no a los elementos". Así comienza la gran novela que hoy se presenta en esta Casa"", dijo Ónega en sus palabras, antes de citar a Vicente Aleixandre cuando señalaba que "la poesía tiene que ser humana. Si no es humana no es poesía; y lo mismo puede decirse de esta novela de Milagros, que es profundamente humana".

Para Miguel Ángel Matellanes, "esta es una novela de lenguaje ágil y variado, con un estilo sin barroquismos ni ampulosidades. El relato en sí tiene cierto propósito de fábula: la búsqueda de la felicidad, a pesar de las adversidades, y que la protagonista acaba descubriendo donde nunca habría imaginado o, al menos, muy lejos de su punto de partida". Añadió que "se trata de una propuesta literaria sencilla —que no simple— que se lee con facilidad y donde la autora ha dispuesto cuidadosamente aquellos elementos que sostienen el relato a medida que este avanza. Para ello recurre a elementos de género como la novela negra, la novela romántica o la novela de intriga, que acaban conformando una novela mestiza y moderna. Se trata, en definitiva, de una excelente idea narrativa".

Marta Robles destacó que "es sorprendente cómo Milagros Frías es capaz de trasladarnos al corazón de la lluvia, hacernos sentir el musgo en el alma, e invitarnos a formar parte de la propia Galicia". En otro momento señaló que "este libro es el descubrimiento de otra tierra, que está dentro de la propia, y de las emociones que guardamos en nuestro interior, y no siempre permitimos que afloren". La periodista, aunque madrileña, cuenta con amplia familia en Galicia, y siempre se ha declarado admiradora de esta tierra que es "otro país, desconocido, mágico, maravilloso y fantástico" que ha podido encontrar de nuevo en el libro de Frías, "redescubrir la Galicia que siempre me ha sorprendido y donde puede pasar cualquier cosa".

Por su parte, la autora fue desgranando, en formato entrevista que le hizo Marta, diferentes cuestiones sobre esta, su séptima novela. "El título es deudor de un escritor emblemático de la literatura gallega, ahí es nada, de Álvaro Cunqueiro cuando dice que todos los humanos tenemos una isla semejante en la nostalgia, que cuando en ella llueve, llueve en nuestro corazón". Y comentó que "Laura, el personaje central, 40 años, desolada e infeliz, encuentra en Galicia la tierra de promisión". En el pueblo, Limia de Lemos, Laura es acogida con entusiasmo y no le cuesta demasiado instalarse en una casa en mitad de la nada, rodeada de una naturaleza exuberante, e integrarse cultivando el campo. "Pero como los lugares idílicos tienen su envés sombrío, la joven tendrá que enfrentarse a quienes no están por la labor de facilitarle las cosas".

Frías plantea el campo como alternativa a la era digital y la velocidad sideral de la tecnología: "reinventar la vida como era antes, una solución al alcance de quien quiera intentarlo y de paso regenerar la España que se muere todos esos pueblos y aldeas que antaño rebosaron actividad y ahora están sentenciados a integrarse en la maleza que prolifera en los lugares abandonados". La solución está en la novela: "Una nueva mentalidad para los mismos problemas de siempre".

 

Departamento: Prensa

Compártelo:

Facebook Twitter

Imágenes