GALEGO CASTELLANO

Nuestra casa

Palacio de Amezúa

La sede institucional de la Xunta de Galicia en Madrid se encuentra en un edificio de arquitectura de los años veinte, ubicado en el llamado Triángulo Cultural de Madrid, formado por los museos del Prado, Reina Sofía y Thyssen.

La Casa de Galicia es un palacete histórico, que cuenta con varios despachos, un salón de reuniones, y otros salones multiusos, de hasta 100 personas de capacidad.

Sus instalaciones están compuestas por tres salas de exposiciones, biblioteca, sala de juntas, sala de conferencias y debates, oficina de turismo, además de las dependencias institucionales.

Diversas entidades, tanto públicas como privadas, utilizan las instalaciones para celebrar reuniones de trabajo, firmas de acuerdos, convenios, seminarios, etc.

Desde la inauguración, en 1992, se han realizado apróximadamente 2.000 actos, demostrando así su vitalidad y función promocional de Galicia, principalmente en el ámbito cultural, económico-empresarial y turístico. Ver mapa en Google

El edificio - vista externa

El proyecto original de construcción del edificio fue encargado en 1924 por Agustín González de Amezúa al arquitecto Felipe de Sala y Blanco y, finalmente, fue Luís de Sala y Martín quién lo terminó en 1926.

El edificio limita con dos calles, Casado del Alisal y Moreto, y constituye un ejemplo típico de hotel/palacete entre medianerías, con destacada posición de esquina. Su aspecto externo es de líneas historicistas y de carácter ecléctico, con una mezcla de elementos regionalistas marcadamente barroca y una decoración de componentes clásicos.

Destaca la importante rejería de hierro forjado en los huecos y en las ventanas de la planta baja, que confiere singularidad a sus fachadas.

Una vez terminadas las obras de remodelación, en el año 1992 lo adquirió el Gobierno Autonómico de Galicia para convertirlo en su sede oficial en la capital de España.

El edificio - estructura interna

En la planta baja se encuentra la entrada principal al edificio por la calle Casado del Alisal. A través de unas escaleras se accede a un gran vestíbulo, flanqueado por dos enormes columnas de estilo clásico y vidrieras de notable calidad. Desde aquí se puede acceder a dos salas de exposiciones y conferencias, a la oficina de turismo y a una segunda entrada por la calle Moreto, que conserva todo el encanto de la época pasada.

La primera planta está destinada a la función administrativa. Cuenta con un zaguán entorno a una logia interior con columnas clásicas, del que parten los despachos y una tercera sala de exposiciones y reuniones.

La segunda planta dispone de amplias áreas de trabajo y reunión. También con un espacio organizado en torno a un zaguán de planta que es, a su vez, remate último de la escalera principal. En ella se encuentra la sala de juntas y el despacho del Presidente de la Xunta.

Dado el pronunciado carácter administrativo de buena parte del espacio, el mobiliario es contemporáneo y funcional. Tan sólo en recibidores y el despacho principal cuenta con algunos muebles de época.

Las paredes están decoradas con una selección de obras pictóricas gallegas que abre en sentido cronológico y espacial, un lienzo de Álvarez de Sotomayor.

En el resto de las plantas se van sucediendo tendencias hasta llegar a la actualidad, configurando una colección permanente en la que están representados nombres como Laxeiro, Menchu Lamas, Antón Patiño, Nóvoa y otros.