Marnay regresa a la Casa de Galicia con la exposición de pintura "Aromas de mar y montaña"

Notas de prensa
12/03/2021
12/03/2021
03/12/2021

Marnay regresa a la Casa de Galicia con la exposición de pintura "Aromas de mar y montaña"

Ayer, 2 de diciembre de 2021, y 12 años después de su última exposición en la Casa de Galicia en Madrid, se inauguró en ella otra muestra del artista cántabro Marnay, muy vinculado a Galicia por los temas de sus obras.  La exposición, con la que la Casa cierra las actividades artísticas del presente año, y que podrá visitarse hasta el próximo día 30, se titula "Aromas de mar y montaña" y se compone de cerca de 60 cuadros, de pequeño, mediano y gran formato, de carácter intimista, en los que representa, fundamentalmente mediante la técnica del óleo, paisajes de mar y de montaña.

Como explicó el coordinador de Actividades de la Delegación, Ramón Jiménez, quien pronunció unas palabras de bienvenida, los paisajes de Marnay “limpian la mirada y nos permiten, al meternos en ellos, imbuirnos de su aroma para así oír el silencio, respirar el vacío, percibir el susurro del viento”. Su mismo creador, Marnay, habla del mar como espacio de meditación, de éxtasis y contemplación; o de la montaña entre niebla, nieve y praderas. Dos espacios, pues, de silencio, un sentir común de paz y de gozo. Como él mismo confiesa, su intención es plasmar la esencia de los paisajes, buscar su poesía, llegar a la parte lírica e íntima de lo que se presenta ante sus ojos. Pintar de dentro hacia fuera, sacar de la Naturaleza el sentimiento que le ha producido a fin de transmitirlo, reflejar en el lienzo la emoción que le ha provocado. Abundando en esa idea, Jiménez recordó que eso es en definitiva el arte, “el dominio de una materia para obligarla a servir a transmitir el espíritu, pasando su esencia viva de un ser a otro”. 

Marnay plasma, por lo tanto, en su pintura lo que le seduce, y trata de compartirlo con nosotros. Él atiende a la esencia, al silencio en las montañas, o entre los pinos, o a lo lejos, o entre la niebla, o en las cumbres, o en lo alto, o en el embalse, o en las mieses, o en blancos, verdes y azules, lo que nos confirma la poca importancia que tiene en realidad la identificación de lugares concretos, pues su pintura, de exquisita sensibilidad, en su combinación de formas equilibradas y suaves modulaciones cromáticas, de trazos y texturas vigorosas a pesar de todo, es de inspiración profunda y evocadora melancolía en la que el silencio, la paz y la serenidad son los auténticos protagonistas. Como añadió el coordinador cultural de la Casa, Marnay posa siempre su pincel -instrumento de su corazón- en lo esencial, para revelárnoslo en delicados ocres, en matices aterciopelados, en tonalidades evanescentes, en sutiles blancos y verdes.

A continuación, el pintor dio al público asistente, unas pinceladas también, con palabras, del trabajo que viene desarrollando a lo largo de su ya larga carrera artística, así como expresó su agradecimiento a la Casa de Galicia por acoger por tercera vez su obra en los últimos 20 años.   

03 Diciembre 2021
Notas de prensa
Imaxes